Noticias

 

La sesión plenaria del pasado martes, 29 de octubre, sirvió al Ayuntamiento de Ugao-Miraballes para aprobar con carácter general la actualización de un 1% de los impuestos y tasas municipales de 2020. La propuesta salió adelante gracias a los 7 votos a favor de EAJ-PNV, mientras que los 4 ediles de EH Bildu votaron en contra.

“Se trata de una modificación que consideramos responsable y necesaria ya que busca un único objetivo: seguir garantizando la calidad de los servicios que prestamos a nuestros vecinos y vecinas, y por lo tanto, seguir mejorándolos”, asegura el alcalde, Ekaitz Mentxaka.

El primer edil ha recordado también que este ajuste no afecta a todos los impuestos y tasas, ya que algunos de ellos quedan congelados, entre otros el IBI, el IAE, el ICIO, la Ayuda a Domicilio, las tasas de Kultur Etxea o las tramitaciones de expedientes urbanísticos en los casos tanto de obras menores como de obras mayores.

La incidencia que tendrá la subida será mínima. Entre 1,27 y 1,41 euros al año en vehículos, 80 céntimos por vivienda o familia al año en la recogida de basuras, 1,36 euros más al año por vado en un garaje con entre 10 y 50 vehículos, 4 céntimos más al mes por mesa para los establecimientos con terrazas o 1,37 euros más al año por un abono familiar en el polideportivo.

Cabe recordar que en los años que la crisis económica ha golpeado con más fuerza, salvo el IBI, el Ayuntamiento realizó un esfuerzo importante en la contención de la presión fiscal, congelando las tasas e impuestos en 2014, 2015, 2016 y 2017. “El Ayuntamiento cada vez tiene más gastos, porque cada vez prestamos más servicios, porque aumentan los gastos de personal, porque cada vez tenemos que pagar más por los bienes y servicios que prestamos a los y las ugaotarras” afirma Mentxaka, recordando por ejemplo que las Ayudas de Emergencia para cubrir todas las necesidades han pasado de los 55.000 euros en 2017 a 95.000 euros en 2019.

Asimismo, ha recalcado que ya hay abierta una negociación con los trabajadores del polideportivo, que con toda probabilidad redundará en una subida salarial, además de otras posibles mejoras en sus condiciones laborales, por lo que el Ayuntamiento tendrá que aumentar el canon que paga a la empresa adjudicataria. Además, el consistorio tiene previsto hacer frente a importantes inversiones como la renovación del gimnasio, el citado aumento del canon que paga a la empresa adjudicataria del servicio, siempre con el objetivo de prestar un mejor servicio en el polideportivo o las obras del pórtico de la iglesia.

Se mantienen todas la bonificaciones fiscales

Asimismo, se mantienen todas y cada una de las bonificaciones que se vienen aplicando en anteriores ejercicios, tales como: 50% en el IVTM para los vehículos híbridos y eléctricos; en el IBI bonificaciones 50% para viviendas de VPO y similares (se limita a tres años), por aprovechamiento de energía solar en edificaciones preexistentes 50% (se limita a tres años), un 50% para viviendas que estén dentro del programa de vivienda vacía (1 vivienda por propietario); bonificación del 80% sobre el impuesto de construcción en la restauración de fachadas de viviendas y eliminación de barreras arquitectónicas; aplicación del tipo reducido del ICIO del 2,5% (en vez del tipo general del 5%) cuando se trate de obras de habilitación, reforma o acondicionamiento de locales para el ejercicio de actividades empresariales o profesionales…