Noticias

La respuesta de hosteleros, asociaciones, clubes, comercios, comisión de fiestas, cuadrillas y la ciudadanía en general ha sido, una vez más, toda una muestra de responsabilidad y solidaridad.

El Consistorio subraya la normalidad de las jornadas festivas, donde ha primado la tranquilidad y la prudencia de las y los ugaotarras.

Pasados los días en los que se iban a celebrar las fiestas en honor de la Virgen de Udiarraga, los dos partidos que conforman la corporación municipal de Ugao-Miraballes (EAJ-PNV Ugao y EH Bildu Egao) hacen un balance muy positivo de las mismas, ya que la ciudadanía ugaotarra ha actuado con prudencia, con sentido común y su comportamiento ha sido responsable y ejemplar.

A mediados de julio el Ayuntamiento comunicó la suspensión de las fiestas, una decisión difícil de tomar, pero a su vez, necesaria y consecuente con la situación que vivimos actualmente y adoptada desde la máxima responsabilidad, en aras de evitar grandes concentraciones y aglomeraciones de personas. Dicha decisión fue adoptada tanto por la Comisión de Fiestas como por el propio Ayuntamiento.

El pasado 1 de septiembre, el Ayuntamiento lanzó un segundo comunicado conjunto acordado por los dos grupos políticos del Consistorio en el que se hacía un llamamiento a las y los ugaotarras para recordar que este año no se iban a celebrar  las fiestas en honor a la Virgen de Udiarraga y a su vez, se apelaba a la complicidad y responsabilidad individual y colectiva de las y los vecinos para que actuaran con prudencia, con el principal objetivo de garantizar la salud de todas y todos y de esta manera, poder seguir construyendo el futuro económico y social de Ugao-Miraballes.

La gran mayoría de los y las ugaotarras han respetado este llamamiento realizado por el Ayuntamiento de cumplir las principales normas de seguridad anti Covid-19 (tales como utilizar las mascarillas, mantener la distancia de seguridad, evitar aglomeraciones, respetar los aforos, consumir en los espacios delimitados como terrazas y respetar los horarios de cierre de los locales hosteleros).

De hecho, la normalidad ha sido la tónica habitual de estas jornadas que se han desarrollado sin incidentes. La respuesta de las asociaciones, clubes, comercios, comisión de fiestas, cuadrillas y la ciudadanía en general ha sido, una vez más, ejemplar, y muy especialmente la de los hosteleros. A pesar de ser uno de los sectores más golpeados por la pandemia, muchos de ellos han decidido, incluso el día de la alubiada, bajar la persiana por precaución y por responsabilidad social, sin duda, una actitud digna de reconocer y agradecer.

Asimismo, el comercio es un sector económico fundamental en la localidad, otro de los más castigados por las restricciones del coronavirus. En sentido, el consistorio ugaotarra hace un llamamiento para concienciar a todos los vecinos y vecinas de la necesidad de estimular el consumo en establecimientos de Ugao. Una apuesta que contribuirá a conservar los empleos y evitar el cierre de locales.

El Ayuntamiento espera que el año que viene puedan celebrarse las fiestas con normalidad y la ciudadanía ugaotarra pueda recuperar más pronto que tarde la ilusión que nos ha arrebatado este año el coronavirus. Unos festejos que sin duda, se organizarán con más ganas que nunca.